30 may. 2013

El extraño invitado, de Max Solarius




(...) "Mi modesta opinión al respecto, herr Adrian", dijo el Doktor Faustus, "es que la Historia no existe. Al menos no existe en singular y probablemente tampoco en mayúscula. Que la historia es un vivir cotidiano no le cabe duda ni al más humilde de los siervos de nuestros imperios. Que la historia es innombrable tampoco resulta nuevo para cualquier observador sincero de lo que nos rodea en estos tiempos." 

Herr Adrian apuró su copa de exquisito y dulce Beerenauslese de la variedad Riesling y le inquirió: "¿Usted no cree entonces en la existencia de la historia como disciplina ni como método de análisis?" Nuestro preclaro visitante saboreó el vino paralelamente a sus palabras. "Por supuesto que me resulta difícil de aceptar algo que suponga más que una mera relación de acontecimientos, por muy complejos y farragosos que estos sean, pero no deberíamos desdeñar el valor ilustrativo de lo que suele narrarse como si hubiera acontecido."

Como quiera que a Herr Adrian no le resultaran convincentes estas aseveraciones pidió a Doktor Faustus que se explicara con más claridad."Mi querido Herr Adrian, la historia es un invento perpetuo en el transcurso de las relaciones humanas. Nada de lo que se cuenta desde los tiempos más remotos ha tenido lugar. Cuando no existían documentos las fuerzas oscuras de la humanidad o, si lo prefiere, de sus sociedades hacían circular versiones del pasado con arreglo a sus necesidades de justificar y preservar la perdurabilidad de esos poderes secretos. Desde que los testimonios escritos abundan y redundan en exceso solo sirven para fabricar textos que se vendan con facilidad para entretenimiento de las gentes carentes de imaginación. De la oralidad dominadora hemos pasado a la escritura manipulada. A veces conviene dudar hasta de los nombres. Convénzase: nada ha sucedido que merezca la pena constatarse como historia. Ésta nace para activar la industria de las artes gráficas y consolar a nuestras modestas clases medias que todo lo quieren saber sin que nada puedan procurar y menos prosperar."


(De El extraño invitado, supuestamente escrito por Max Solarius, y editado en 1848 en Prag)





8 comentarios:

  1. !Hola,K!

    Decia Colum McCann "Las mentiras repetidas se convierten en historia, pero no necesariamente se convierten en verdad".

    Supongo que la historia es contada y escrita,casi siempre,por los vencedores,es decir, q la moldean a su gusto.Es subjetiva y depende de quien la cuente.Algunas historias no es que sean mentira si no q ,posiblemente, las ha narrado alguien que ni siquiera las vivio.
    Muchos besitos,k.me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello, My Lady. Qué cita la que traes aquí del tal McCann. Refuerza la tesis del post.

      Mi gran esperanza, no obstante, al respecto es que se avance por el camino del conocimiento en eso de interpretar la historia. Está aún en una fase de juventud y choca frontalmente con los intereses políticos al uso, algunos de muy atrás pero de los que no se quiere clarificar ni permitir su investigación por parte de los poderes establecidos. Tremendo, ¿no?

      Pase cuando guste y siéntese en la silla. K se la cederá amablemente.

      Eliminar
  2. La historia tiene tantas versiones, pero no creo que sea una gran mentira, dejando a un lado ese adoctrinamiento que algunos osan practicar, creo que juntando muchas percepciones se puede reconstruir lo que aconteció o aproximarse al menos. Haciendo un esfuerzo de análisis deberíamos encontrar esa parte real que coincide en casi todas las narraciones. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues vamos a dejarlo en mentira a medias, verdad mal interpretada o medio historia medio patraña...Ese esfuerzo de análisis, sí, pero ¿todo lo hacen y en la misma dirección? (A ver ese humor y ese relativizar...)

      ¡Saludos!

      Eliminar
  3. Desde luego, poco se puede oponer a la certeza de que no hay historia que merezca ser contada -por ahora-.

    Gracias por la visita, espero recalar por aquí para constatar que, sí, todo se mueve dentro de nosotros, quizás es en nuestra mente donde sucede lo poco interesante que ocurre a la especie humana.

    Un saludo y que pases una buena tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No solo dentro de nosotros, pero ya sabes cada uno tiene su propio proceso de absorción y metabolismo de la vida...Lo real o lo ficticio tienen que pasar por él.
      Un saludo y bien por estar por ese espacio.

      Eliminar
  4. Cuando me junto con viejos amigos a veces recordamos algunos capítulos de lo que hemos vivido y es curioso, cada uno aporta algo pero tenemos diferente recuerdos, supongo que interpretamos la historia en función de lo que más nos afectaba en ese momento, pero en todas las versiones hay algo coincidente, lo que a nadie le paso desapercibido, a eso me refiero cuando hablo de coincidencias, partiendo de la idea de que no se trata de falsear la verdad sino de hablar de lo que sucedió. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa experiencia tuya, que yo también la tengo, es siempre complementaria. Por supuesto, además de recuerdos diferentes, puede haber interpretaciones diversas o incluso opuestas (nuestros propios prejuicios, estereotipos e ideas admitidas pesan) Lo que a nadie le pasó desapercibido, tienes razón, aunque el peso o el valor que se la haya concedido también varíe.

      Eliminar