13 jun. 2013

La feuille rouge de Viktor Dadidovich



"Siempre sentí fascinación por las hojas rojas", comenta el fotógrafo ruso Viktor Dadidovich, asentado en Mulhouse, cuando se le inquiere por el origen de su obra. "Creo que como todos los que nos dedicamos a este tipo de trabajos, yo me inicié desde la infancia con la observación. Las hojas y las plantas son el mapamundi de todas las geometrías que habitan en este mundo", sigue diciendo. "Por supuesto que hay muchas más: dentro de las vísceras de los animales y de los hombres, en las rocas, en las bacterias, en todos los microorganismos o en el simple transcurso del cielo o bien el juego de luces y sombras". Cuando se le hace hincapié en la abstracción de las formas que los hombres practican desde la antigüedad no duda en tildarlo de idealidad mágica. "Ya sé que es un concepto redundante y puede sonar tópico, pero yo me entiendo. Esos mismos artistas que fundieron formas y colores en una obsesiva persecución de la representación formal lo hicieron muy bien. Lástima que resulten frías las imágenes en una primera percepción. Por eso quiero introducir la hoja roja, es una especie de matrimonio entre el cielo y la tierra, que diría William Blake."









12 comentarios:

  1. Bueno es que nos acerques esa fascinación de Viktor Dadidovich.
    Esa hoja que se implica lúdica y confiada en esos otros mundos de geometría también es fascinante.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La hoja roja reúne la fascinación de lo real y de lo soñado. Encaja por lo tanto perfectamente con las vanguardia reales e imaginarias. Avant le rouge.

      Un abrazo

      Eliminar
  2. Son los espacios exteriores los que astraen el muendo de nuestras preocupaciones, alegrias y nuestra imaginacion... en este caso es la fotografìa la que lo documenta.
    Saludos, es un placer leerte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una caída desde la geometría que muestra sus geometrías propias, Mario. La hoja roja es tan poderosa...Saludos para ti.

      Eliminar
  3. La hoja roja le da natura y contraste a la geometría, pero también es geometría.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto, y de menuda clase, yo diría que reúne gran parte de las formas que hay por ahí. Además está llena de fractales.

      Eliminar
  4. Es curioso su color y no por ello deja de ser una gran modelo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un color que se impone, parece salido de una realidad virtual (un cuadro) más que de un árbol, ¿verdad?

      Eliminar
  5. Bonitas composiciones. Me ha recordado el bosque de Krasny Bor (Bosque rojo, en ruso) que visité cerca de San Petersburgo. Un espectáculo impresionante con aquellas acacias repletas de hojas rojas. Quizás ese artista sea originario de allí.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene que ser espectacular ese bosque, Miquel, me das envidia. Tengo que indagar la procedencia de Dadidovich. ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Son muy sugerentes las imágenes que nos pones, hay una en particular que me recuerda el otoño con sus colores rojos, naranjas y dorados, estación tan espectacular en mi opinión como la vivaz primavera.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que la hoja roja y la obra de Rodchenko se llevan a las mil maravillas. Gracias por sensibilizarte.

      Eliminar