27 abr. 2013

Las maravillas que no cesan de manifestarse




De sarcasmo post mortem, lo han calificado los filólogos y críticos de literatura. Y en efecto, se trata de una sorpresa, una pulla, una ironía indescifrable que ha permanecido oculta ciento cuarenta y ocho años al menos. Registrado en un sánscrito primitivo, ha sido hallado por el investigador Alexis Aiwan, modesto archivero en Norfolk, un manuscrito que se supone inspirado por Lewis Carroll. Se trataría de una historia epilogal del famoso libro del escritor nacido en Cheshire que está confundiendo a cuantos han sido recabados para exponer su criterio.

Tachado de fijación zoofílica, de broma de mal gusto, de atentado contra las mejores tradiciones de las letras británicas, por unos, de inaudita imaginación y fresco saber provocador, por otros,  nadie acierta, sin embargo, a entender cómo puede estar escrito en caracteres de otro alfabeto y además apenas reconocibles hoy día, un episodio breve pero demoledor en que el encantador personaje de Alicia se vería conmovido en la interpretación tradicional. ¿Conocía Carroll el sánscrito? ¿Encargó su transcripción a un nativo indio o cingalés? Y en este caso, ¿cómo fue posible que sobreviviera un escribiente de unos caracteres superados ya por su propio alfabeto moderno? ¿Algún miembro de ancestrales sectas que cultivan todavía la preservación de las lenguas frente a influencias modernas que consideran sacrílegas? 

Varios campos de escepticismo y de interrogación se abren. No ya tanto se trataría de que Alicia y sus aventuras dispongan de un turbio capítulo que se supone final (¿habrá más novedades aún recónditas?) sino que establecería una especie de puente, subterráneo como es de rigor en este caso, eso sí, entre culturas, creencias esotéricas y manifestaciones paralelas que utilizarían lenguas bárbaras para expresar emociones, afectos y conductas desinhibidas, y que el puritano lector medio de la época en que fue publicado el libro de Carroll no estaba dispuesto a admitir.

Por supuesto, el número de los detractores no es menor que el de los admirados. Si aquellos plantean tapar rápidamente lo que ellos consideran un fiasco, los siempre exigentes partidarios de la innovación desean que la situación se aclare también a la mayor brevedad, pero siempre con la evidencia de qué margen de verdad o de falsedad puede haber en el texto. "Si esta aportación es realmente de Carroll  -ha dicho Charles Drinks, presidente del Club de Seguidores Puntuales de Alicia-  y si se desentraña el por qué ese sánscrito primitivo fue elegido para plasmar una última aventura, sin duda no tendremos inconveniente en reconocerla, guste o no a esa clase de lectores que consideran que los textos ultimados son sagrados".


17 comentarios:

  1. Un interesante misterio. Digno de alguien tan controvertido como Carroll al que se ha llegado a sospechar de tener una turbia sexualidad.
    Estuve hace años en la pequeña ciudad de Chesire. Me hizo gracia ver que allí venden un queso típico con la cara de un gato sonriente en la corteza.
    Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Miquel. Sobre la turbiedad del ejercicio del sexo habría mucho que aclarar. Cuando media agresión o imposición no hay duda que es turbio, además de delictivo. Cuando hay concesión y pláceme...es otra cosa, dicen, no obstante las figuras de retórica imaginativa con que se adornen en la búsqueda ad aeternam del goce.

      Ah, el gato del cuento, supongo.

      Eliminar
  2. ¡Qué interesante todo! El mundo de la filología -pues este misterio es lengua y literatura a la vez-, el mundo de los mundos posibles es fascinante. Lástima que no cuente con el reconocimiento que se merece... De todos modos, saber el porqué no creo que lo vayamos a saber. Elucubraciones, hipótesis, teorías, devaneos, al fin y al cabo; y elegir lo que más convenga al sector editorial.
    De cualquier forma, un tema muy muy muy interesante... para relamerse de gusto!
    Por otra parte, no entiendo tanto asombro ni tanto mezclar temas. Hombre por una parte, escritor por otra. No creo que la controversia literaria de Carroll parta de su sexualidad. Aunque quién sabe si una influía en la otra.

    Un saludo lluvioso desde alguno de los dos lados del espejo...
    PeterP.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se preocupe, pues la realidad callada pero objetiva sabrá dispensar reconocimiento al planeta filológico, incluso por parte de quienes apenas no somos sino meros iniciados.

      Comparto también sus dudas sobre esa controversia. Y seguramente sobre otras. La cuestión sexual es la gran excusa de todas las tiranías. Y no me refiero a éstas solo en su plano políticos sino de costumbres, de poderes diversos, de represiones, de negaciones a las que conduce el miedo de los hombres y sus tribus (a veces tan primitivas aún)

      Saludo desde el escondrijo donde uno trata de huir de las perversiones que fluyen en la superficie.

      Eliminar
  3. Siempre es un placer leer estos textos tuyos llenos de curiosidad, imaginación e impregnados del misterio propio del arte.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Audaz te veo, Pitt. Tú también estás traspasando el espejo y al otro lado nos encontraremos.

      Eliminar
  4. Como poco, curioso. Habrá que esperar a que los especialistas hagan luz sobre este misterio. De todas maneras, sea cual sea el origen, cierto es que el uso del sánscrito antiguo complica el asunto, y cabe pensar que la intención era la ocultación. Si se sigue la pista del manuscrito a lo mejor es posible saber de qué manos a qué manos ha viajado hasta llegar a donde está.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fiarse de los especialistas, Enric, que acaso no lo son y encargan a sus "negros" el producto de ventas en ciernes (con Sant Jordi o sin él como excusa del mercado) De todos modos no me extrañaría nada que esta información demediada suscitara cierta controversia por los lares anglosajones. O en general por todo el mundo, porque "Alicia" es un icono. Extendido pero no sé si profundizado lo suficiente en sus ardides.

      Esperemos nuevas noticias, sí.

      Eliminar
    2. Matiz: no tengo nada contra los "negros", que a veces elaboran productos superiores a los que figuran como faraones.

      Eliminar
  5. Me imagino la intriga que habrá despertado!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo esperaba que tuviera todavía más. Esa obra es realmente en "Aliciente".

      Eliminar
  6. Desconocía esta noticia. Gracias por compartirla.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. K. tiene espías por todas partes. A veces nos sorprende cuando se sienta en su silla.

      Eliminar
  7. Interesantísimo el texto. Este Lewis Caroll de múltiples facetas, matemático de lógica muy elegante, diácono algo escéptico, fotógrafo apasionado por la óptica difusa, estudioso de las paradojas geométricas, a todo esto ahora deberemos añadir su conocimiento del sánscrito.
    Salud
    Francesc Cornadó

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seamos cautos. Los personajes sagaces y valerosos nos hacen pasar por A lo que suele ser B...o Z. Bueno, yerro un poco. También cierta ralea dirigente intenta otro tanto. Todo está en función del receptor del mensaje, ¿no te parece?

      Eliminar
  8. Personalmente, en los tiempos que corren, me suena a maniobra de marketing comercial, aunque desconocía el asunto y procuraré estar atento a su resolución. ¿Se sacará alguna editorial potente una reedición mundial del clásico de la chistera de Cheshire?
    Sería un sacrilegio, tanto como colorear los clásicos del cine negro norteamericano. Saludos.-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuesta saber lo que hay de márketing en todo tipo de producto, desde luego. Y el libro, en general, es de lo que más vive para ser vendido. Conozco una librería, con media docena de hermosos escaparates cuya estrategia es: dedicar cada uno de esos ventanales a una obra (generalmente un best seller, luego no precisamente lo mejor literariamente hablando, a mi modo de ver), colocando veinte o treinta libros idénticos, con un atrezzo especial como decorado. Marketing descorazonador para mi criterio, pero business is...

      Te doy la razón en lo del coloreo de los clásicos del cine negro, para mí insoportable (o del Oeste antes del color)

      Eliminar