25 feb. 2013

EpiKuro 2




K. dice:
"Leer sí
 leo y leo y hago lo que me place
leo y me invento lo que leo
leo entre líneas y me cuelo entre las palabras
para romper la dimensión espacio-tiempo
leo porque los fantasmas me cercan pero no me tocan
leo para narcotizarme con el sonido de la sintaxis
leo para olvidarme de las deudas
y de los imbéciles
leo para no dejarme herir por un amor irrenunciable
leo por lujuria
y en fin leo más ávidamente cuando la muerte me envía citas
a las que no pienso acudir".



(Imagen de Fran Recacha)


16 comentarios:

  1. Me ha encantado tu visita, pero mucho más tu blog. Te seguiré con ilusión de encortrar las afinidades electivas y lectivas.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto, cuélate en el corazón del bosque de la ficción. Gracias.

      Eliminar
  2. inteligente creación, consigue ponernos en el lugar del sujeto
    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Leer para no morirse (al menos no antes de tiempo ni de aburrimiento)

      Eliminar
  3. bueno, parece que tenemos un lector que la tiene clarísima. Y también un escritor de pausada sintaxis, casi poética. Sí que me gustó leerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. K. tiene ganas de contar muchas cosas de su vida privada, simplemente porque no tiene otra. Su vida pública se limita a pagar impuestos y a pasear de forma anónima por la calle y lugares de mal vivir.

      Eliminar
  4. Sí senyor: completament d'acord. La lectura com a narcòtic, i per això necessitem una lectura potent, perquè no som principiants.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mas cada uno sabe qué dosis de qué energético literario precisa para compensar sus debilidades, protegerse contra los virus de la estupidez o para volar, simplemente volar...

      Eliminar
  5. Tenemos tantas razones para leer y ninguna para no hacerlo, eso creo, es como respirar la variedad de incontables climas, alimento y vuelo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos todas las razones máximas, diría yo. Es el oxígeno.

      Eliminar
  6. Leer, sumergirse en los mundos fantásticos que el autor nos pinta, ser mil un personaje, viajar a mundos desconocidos, sólo con un libro, qué gran poder tienen las letras!!!
    Te he descubierto y me quedo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienen un poder móvil: te trasladan no solo a otros paisajes sino a los infinitos. Cuesta luego volver. Pero ya no vuelves siendo el mismo.

      Hay sitio de sobra aquí, va bien.

      Eliminar
  7. Leer por lujuria -perfecta imagen- y, en mi caso, hasta por gula.
    Leer para vivir infinitas vidas libres de las coordenadas habituales.

    Saludos.



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alabo tu vicio, María. Cuídate, eso sí, de la indigestión. En asunto de lecturas también hay metabolismos. Y, cómo no, gustos, atracciones, gulas. Leer para vivir. Eso siempre, y revivir y vivir lo imaginado.

      Enhorabuena.

      Eliminar
  8. Me sentí muy identificada! me encanta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que todos cuantos participamos de ese placer nos volvemos cómplices. Gracias a ti.

      Eliminar