28 feb. 2013

La transformación (o absorto ante las portadas)




Pero ¿existió alguna vez este libro? La leyenda dice que un tal Frank Kafka dejó encargado a su amigo Max Brod que destruyera sus escritos. Este de las fotografías no entraba en el lote de la solución final, pues ya se había publicado. Pero ¿y si todo hubiera sido una invención para que un día la gente tuviéramos un referencia del mundo del absurdo? No absurdo como mundo imposible, sino como el vivido cada día. No absurdo por ficción, sino por la carga onerosa con que la complejidad de lo cotidiano nos obsequia. 

Es probable que este libro no haya existido jamás. Yo he leído una vez uno que acaso sea ése de tal título y autor, pero a medida que avanzaba en la lectura me lo reinventaba. ¿Saben ustedes de qué va? Yo no me acuerdo ya muy bien. Me suena que narra la historia de un escarabajo pelotero (mistkäfer, en el original) que de la noche a la mañana se encuentra que es un hombre. Y a partir de ahí entra en un oscuro y retorcido proceso de humanización como pocos. Pero ya digo que lo leí hace mucho. 





Las tres portadas  -debe haber miles-  que traigo aquí son obra de los siguientes ilustradores: Daniel Gil, para Alianza Bolsillo; José Hernández, para Círculo de Lectores, y Miquel Zueras. Yo soy de los que disfrutan viendo portadas y de vez en cuando pillo lo que lleva dentro el bocata. Manía heredada de mi infancia. Rodeaba el quiosco de la plazoleta que había junto a mi casa una y otra vez. Y me comía con los ojos los tebeos expuestos. Tuve suerte. Algo de aquel género caía en alguna ocasión.




14 comentarios:

  1. N'hi ha per a tots els gustos, però em quedaria amb les dues últimes. Una portada és molt important, perquè ha de resumir la intenció del llibre i deixar la porta de la curiositat oberta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Comparto contigo en la importancia de una portada. Ahora bien, ¿es más importante atraer la atención o interpretar el contenido? La diferencia entre la visión meramente comercial y el desarrollo de los lenguajes (o cuando lo visual y lo textual se dan la mano)

      Eliminar
  2. Tengo la de José Hernández, artista que me fascina, una joya que acompaña al texto y lo interpreta como es lógico, a su aire, lo mismo hacemos al leer, interpretamos.
    Creo que el ilustrador cree en el escarabajo o en el hombre o viceversa, nos creemos los sueños escritos o los soñamos. Lo visual o lo textual se dan la mano hasta cierto punto, porque partimos de dos personas distintas, es complicado.
    La mecánica editorial de hacer atractivo el producto libro entre la selva de la competencia, necesita aliarse de una imagen potente y bien hecha, como sucede en otros segmentos del mercado, sea el producto que sea. En este sentido ¿cómo escoger sin VER la portada entre miles de miles? Ese es su cometido, luego habrá que hojear antes de comprar, lo veo simple, lo mismo que antes de comprar la leche nos atrae el diseño del envase, después leemos de qué va, et.
    Me he dedicado por trabajo a hacer portadas, síntesis que ha de atraer y explicar lo que representa el libro, o ilustraciones, elucubraciones personales sobre el texto. Comunión de dos personalidades, o choque, o propuesta, estamos abiertos.
    Nadie lee el mismo texto de forma igual, seguramente al oficinista Kafka le asombraría todo esto.
    Muy interesante, petons.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Natàlia, los dos primeros los tengo también. Además el de Alianza lo compré en 1967, creo, y le tengo mucho cariño porque apenas tenía biblioteca entonces. El libro era el número 4 de la extensa colección de Bolsillo de Alianza.

      Mucha gente compra los libros por la portada, de ahí el interés porque sea buena y expresiva. Aunque en cuestión de estéticas hay variaciones e interpretaciones. Yo cada vez me guío más por las traducciones, pero me ponen muy contento las portadas que tienen ilustración dibujo en lugar de fotografía. No me gustan en absoluto los libros que llevan un fotograma porque se ha hecho una película basada más o menos en una novela.

      Sí, creo que tanto el pobre Samsa como el desdichado Franz K. se sorprenderían del tirón de la historia. Maravilloso el trabajo de ilustrador y en general de cuantos tienen que ver con el tema de la edición de libros.

      Graciès.

      Eliminar
  3. Cierto, Kafka pidió que su obra fuera destruida pero afortunadamente no cumplieron sus deseos. Yo pretendía ser original y no poner una cucaracha en la portada pero al final me convencí de que era inevitable. Es un libro genial, me encanta la escena cuando vienen dos inspectores e intentan convencerle de que no es un escarabajo. Saludos. Borgo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La cucaracha es hipnótica. Antes de conocer 'La metamorfosis' conocía las cucarachas, los escarabajos y otros insectos, porque había muchos por todas partes. Cuando volvía de vacaciones a casa siempre encontraban mis padres algunas. Entonces se gastaba carbón para las cocinas bilbaínas y debían venir con él. Y por las redes del abastecimiento. Domésticas, vamos.

      Saludos.

      Eliminar
  4. Confieso que me sentí tontona, no suelo mirar mucho las ilustraciones, mis perdones a los dibujantes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo es que te inicies...y luego no sepas sino mirar las portadas, o las páginas interiores ilustradas. Hoy día se ha recuperado bastante la introducción de imágenes. Y te aseguro que hay ilustradores fascinantes y sumamente artistas. Como si ejecutaran otra escritura, otra interpretación.

      Eliminar
  5. muy buena entrada, y quisiera, mi buen amigo Gregorio estudiases al Franz Kafka, quien dijo alguna vez
    "las cadenas de la humanidad torturada están hechas con papel de ministerio"

    un saludo desde Uruguay

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dime en qué libro viene esa cita, es gloriosa. Hoy no se sabe de dónde vienen las cadenas. Bueno, sí...probablemente de Kafka. Porque dime si no es kafkiano lo de Chipre ¡sin que nadie se arrogue la responsabilidad de la medida!

      Kafkiano, kafkiano (y que me perdone el doctor GRanz)

      Eliminar
  6. Siendo como soy adicto a las portadas de los libros, no podía pasar por alto esta entrada.
    Las tres que aquí podemos contemplar son magníficas. Es indudable que sus autores leyeron la obra y que sus ilustraciones contienen también a su propia interpretación. No me decanto por ninguna en particular, como digo, la tres son magníficas, pero en la realizada por Miguel Zueras me ha llamado la atención ese trazo sólido y grueso que forma parte del insecto y que ciñe el escenario como las manos del estrangulador la garganta de su víctima. Leída la obra, se comprende muy bien ese trazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal vez, Loam, es ese fondo de vivienda de funcionario medio, invadida por un elemento extraño al orden de la casa, lo que transmite un desasosiego especial. La forma esquemática del insecto, con sus perfiles finos, pone un punto de inquietud. ¿Se dispondrá a tomar la casa? Bueno, ya sabemos que fue su propia vida.

      Eliminar
  7. Aquest llibre no s'hauria de dir La metamorfosi, sinó La transformació, i no hi hauria de sortir cap escarabat a la coberta, segons ho volia Kafka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Probablemente, pero ya sabes, los editores...

      Eliminar